Parques naturales

Parque natural de Cap de Creus

La península del cabo de Creus es uno de los parques naturales de más superficie protegida de Cataluña, de una extensión total de 13.886 ha., repartidas en 3.073 marinas y 10.813 terrestres. Resaltan sus extraordinarios valores paisajísticos, también la excepcional belleza de los ambientes del litoral que contrastan con los parajes interiores. Se trata de un espacio natural de primer orden, dotado de una configuración geológica singular, con estructuras y afloramientos que forman un conjunto único a nivel mundial. Además, es el primer parque natural marítimo-terrestre de Catalunya.

Aiguamolls del Ampurdán

Es el segundo humedal catalán en importancia, y una de las zonas naturales más conocidas y emblemáticas. La posibilidad de observar fauna realmente excepcional (nutria, gamos, calamones, avetoros, etc.), junto con una buena oferta de infraestructuras y actividades recreativas, hacen que miles de personas se acerquen a este enclave a lo largo del año

Paraje natural de la Albera

En este paraje declarado de interés natural, el paisaje convive con una de las concentraciones de monumentos megalíticos más importantes de Cataluña, y con pequeñas iglesias románicas que hacen de esta zona del Alt Empordà una de las más ricas en patrimonio monumental e histórico de las comarcas gerundenses. Por otra parte, la sierra de la Albera presenta una vegetación de transición entre las especies propias de la cordillera pirenaica y el Mediterráneo, igual que la fauna, que se caracteriza por la gran diversidad, a caballo entre las zonas de montaña y la Cataluña húmeda.

Parque natural de las Islas Medes (Estartit)

El pequeño archipiélago de las Medes, situado en la zona centro de la Costa Brava, en el municipio de Torroella de Montgrí y a poca distancia del macizo que lleva el mismo nombre, está formado por siete islotes que se caracterizan por la gran riqueza de su ecosistema marino.